El IADEP continúa brindando asistencia financiera a pequeños y medianos productores del Alto Valle Neuquino del sector frutícola que requieren insumos y agroquímicos con el objeto de preservar la sanidad de la fruta.

En la actualidad, existe una franja de productores muy vulnerables a aspectos coyunturales tales como los precios que influye en la realización de medidas de control fitosanitario. Esto ha  repercutido en forma negativa en la sanidad del sector frutícola, y por lo tanto, pone en riesgo los mercados internacionales. Por ello se creó una línea crediticia para que los productores puedan resolver estas cuestiones y seguir produciendo.

En esta ocasión se desembolsaron 10 (diez) créditos más por el monto total de $ 971.160,00 que serán distribuidos a pequeños productores.

De este modo, el gobierno de la Provincia apuesta al desarrollo económico del sector productivo, ya que tal cual fuera puesto de manifiesto en el “Plan Productivo Provincial” es considerado como uno de los sectores estratégicos para Neuquén.